miércoles, 20 de octubre de 2010

Donde vive Edipo


Primero: ¿Por qué este tipo de historias en la cual un niño/a decide abandonar su hogar por equis motivos (generalmente malos) y donde realiza un viaje místico a una tierra extraña poblada por seres raros, no le sucede, en cambio a un niño feliz? ¿Acaso para remediar su pésima vida este viaje es necesario, dado que al regreso (porque siempre regresan) se encuentran con que todo ha cambiado y aparece otro mundo dentro de su hogar o la posibilidad del cambio? ¿Un niño feliz no merecería también un viaje por ser un agraciado dentro del mundo por ser feliz? Creo lo merecería de igual manera, dado que son pocos los que se pueden considerar felices. Seamos equitativos…
Segundo: Este viaje no es otra cosa que una farsa, es simplemente un viaje al interior del niño/a para reprimir todo deseo desbocado y toda furia. Además para aceptar que debe respetar un cúmulo necesario de leyes que anteriormente estaba en contra y que en este mundo de ensueños las aprende o las valora. Por eso en todas las películas con esta trama el idilio termina con el regreso del personaje y su aceptación del modelo de vida en el cual ha nacido.

Es verdad, está bien filmada y la música se ajusta muy bien. Cada imagen demuestra con mucha genialidad los estados de ánimo de los personajes.

4 comentarios:

Dialoguista dijo...

Jejeje ya me parecía yo que tenías que hacer un post!!!
Bueno, yo disiento, ya sabes mi opinión. Pero me gustaría darte mi opinión más allá de lo que escribi de la peli, sobre los puntos que vos mencionas.
Primero: Por supuesto que dichgo viaje lo puede hacer un niño feliz, de hecho también los hacen. Esos "viajes"/"juegos" son muy comunes en los chicos, y todos, absolutamente todos tiene algo que los atemoriza, puede ser un problema o no, puede ser unna película que los dejó pensando o el helado de chocolate que no consiguieron, o una mancha en la pared de la escuela que se transforma en algo monstruoso.
En este caso particular, es un niño, no sé si infeliz, pero con problemas para canalizar ciertas cosas. En el proceso de aprendizaje de todo ser humano, se esta constantemente canalizando cosas. Los adultos también.
Pero la manera de elaborar cosas en os chicos, suele ser a través del juego y la imaginación.
Segundo: No entiendo porque decís que es una farsa, si te referís a que el viaje no sucede en realidad : Claro!!! durante toda la película estamos dentro del juego del chico!!! Eso es lo grandioso ;)
Y es así como va elaborando y entendiendo algunas cosas.
Que siempre vuelva, bueno, el tema es que el viaje esta dentro de su mente y tiene que volver a la realidad. Ahora que todo se haya solucionado, no. Eso no lo muestra la película. Muestra a un chico que vuelve a la casa, a una madre desesperada que lo esperaba sin saber qué hacer. Y que le da de comer. Recién ahí con el chico en la casa, la madre puede quedarse dormida. No hablan, ni pasa mucho más que eso, evidentemente los cambios no se dan de un día para el otro. El chico apenas empezó a vislumbrar las cosas de manera diferente.
Saludos!!! ;)

Giacinto dijo...

Interesante perpectiva. Sin embargo:
Como dice dialoguista, claro que el viaje lo puede hacer un nino feliz. Presisando que nunca se entiende a éste nino por infeliz, si acaso yo nunca lo pense así. La otra es que las razones por las que el nino hace el "viaje", o tiene el sueno. No son malas ni estupidas, tal vez uno que ya "crecio" las ve así. Pero si te pones en la mente de un nino de 10 o menos es totalmente justificable (tal vez tu hubieras hecho otra cosa, y otro otra y asi vamos. Pero el hecho es que como nino te afecta y lo ves de manera diferente que como lo ves ahora, y la película es meterse en la mente del nino. Conocer su personalidad, etc.) Que es de lo que la película trata y logra hacer.
Siempre estas dentro de la mente de él, y vamos que tiene que volver porque ningún sueno es eterno y por más nino que seas debes afrontar la realidad.
Es de mis películas favoritas del 2009.

Saludos,

el bueno, el malo y el feo dijo...

Dialoguista:
Jajajaja!! Es verdad, tenía que hacerlo...

Tenés absolutamente razón con respecto a lo que decís.Los niños como los adultos canalizan constantemente bajo la temática del juego sus problemas. Pero yo no me refiero en este casos a la dimensión real, es decir en el plano de la realidad. Me estoy refiriendo al ámbito del cine.
¿No es una fórmula ya bastante cansadora, que siempre se repite de la misma forma (dígase, un niño con problemas familiares, sentimentales o de cualquier índole que decide irse de su casa y se encuentra en un mundo de fantasía, bla bla bla...)??
Los ejemplos son muchísimos: "La historia sin fin", "Narnia", "Oz", entre muchísimas más.
Me parece que sería más productiva y significativa una película en la que el niño sea feliz y pueda hacer su propio viaje a un mundo fantástico. Al menos sería novedoso...

Con respecto a lo del viaje como una farsa, no me estaba refiriendo a que el mismo no es real. Es claro que es un viaje al interior de sí mismo. Me estaba refiriendo a que en realidad toda la película lo único que está demostrando es que los sueños y la fantasía deben ser olvidados en pos de seguir las leyes que impone la sociedad, acá bajo la figura de la madre.
La película esta diciendo: "Chicos, abandonen la tontera de vivir en los sueños y deseos y pónganse a respetar las leyes y normativas de la cultura social. sean uno más de los dominados de la estructura."

En fin, una farsa...jajaja!!
Un saludo.

el bueno, el malo y el feo dijo...

Giacinto, te respondo de la misma manera que respondía a Dialoguista.

Un saludo.