viernes, 6 de agosto de 2010

De locos y psicólogos




A ver, la película de Martin Scorsese me resultó más que interesante. Es verdad que hay una maravillosa fotografía, un interesante guión adaptado de la novela de Lehane (quien en su obra hace un homenaje al género Pulp norteamericano y es además el responsable de novelas best seller, también llevadas al cine, como “Gone Baby Gone” y “Mystic River”). Me parece que hay un espléndido juego de cámaras y giros por parte del director de Taxi Driver (en mi opinión su mejor obra, sin ninguna duda).


Pero lamentablemente esta película exige que su espectador sea lo más pasivo posible. Y lo exige porque necesita no una cooperación o diálogo (lo cual volvería el film demasiado evidente) sino una recepción callada y distante en relación con este espectador.  Es decir, que se siente en su butaca y mire sin una, si se me permite,  conciencia histórica fílmica.

Este tipo de thriller psicológico (aunque no creo mucho en esto de los géneros) apela a cansarnos un poco con la idea de que el asesino es el propio detective o el encontrado es el propio buscador… o el perseguido es el propio perseguidor. Al menos desde “Sexto sentido” en el que el planteamiento es más que novedoso y ejemplar, las decenas de películas que apelan a esta definición han amenazado con esto del “vuelco inesperado”. La mente tiene sus vericuetos, sus caminos pero que siempre remita a uno mismo puede ser un tanto preocupante para el cine. Digo preocupante por no decir agotador. Decenas de películas con este tipo de moraleja aparecen hoy en día, la mayoría pretendiendo mostrarse innovadoras con una fórmula que ya grita de cansancio.

Si el espectador que se sienta en su butaca hace una operación de mirada crítica (con conciencia histórica fílmica) y pre-siente que el final es como cree, porque toda una serie de películas de este género lo demuestra, entonces Shutter Island es una más del montón.
A eso sumado la temática que toca, en donde la locura y las definiciones de la locura son ya de por sí eje central en este tipo de género. La categorización de “loco” por la “normalidad” encasilla, porque a pesar de las defensas y justificaciones que hagamos, el “otro normal” no saldrá del concepto que define; si el loco se porta bien es que está reprimiendo a partir de mecanismos de defensa y si se porta mal son berrinches propios de su estado (dilema kafkiano). Si este dilema es central en una película, entonces hay mucho más posibilidades de quien la esté viendo se afiance a su pista de que A no era otro que A.

6 comentarios:

Giacinto dijo...

Difiero un poco. A mi me decepciono. A lo largo del film hay muchisimos errores de Montaje evidentes y de secuencias dentro de una escena. Aunque la secuencias entre escenas me gutaron muchisimo al igual que su fotografía, la calidad del film no me parece que llegue a lo que éste director nos tiene acostumbrados.
Para mí ha sido la decepción del ano.
Un Leonardo DiCaprio muy bueno, auqnue siempre igual en toda la película una Gran Michele Williams con un pequeno papel. Y una película muy predecible.

Saludos,
Giacinto

el bueno, el malo y el feo dijo...

En realidad a mi no me gustó la película pero sí me resultó muy interesante la trama. Es verdad, no es lo que nos tiene acostumbrado un director de semejante talla.
Sí estoy en desacuerdo en cuanto a Di Caprio, que no encarna bien el papel de un "loco". Williams en pocos segundos hace una actuación brillante.

Dialoguista dijo...

Yo coincido con lo que planteas pero no con tu mirada, para mi como a Giacinto me resultó la decepción del año. No pude mirar la peli sin la conicencia histórica cinéfila. Y no por eso la predije, justamente, pensé que por esa misma conciencia historiaca cinéfila, el director jamás de los jamases la temrinaría así. Y sí, la terminó así ;-(
Además, me resultó mucho más interesante el universo creado en la mente que la realidad del personaje. Si le hubieran sacado el tema de la locura, y hubieran seguido el planteo del detective hubiera quedado una peli genial. Si estaba intrigadisima de cómo se resolveria semejante lio. Los ingredientes como la tipa en las piedras (la medica) me sonaron mucho mejores como realidad que como alucinancion. Bue... en definitva que el truquito cansa, si lo que se pretende es ser novedoso, si en cambio nos hubiera contado la realidad desde el inicio, uno puede disfrutar la peli desde otro ángulo, como un drama, y seguramente considerarla mejor.
La foto, excelente.
El montaje, me dejó pensando Giacinto, la voy a reveer a ver si veo esos fallos!!!
Excelente tu crítica, esta genial que habiendote gustado captes el porqué no le gustó a otros ;)

el bueno, el malo y el feo dijo...

"pensé que por esa misma conciencia historiaca cinéfila, el director jamás de los jamases la temrinaría así. Y sí, la terminó así (Dialoguista)".
Resumiste en pocas líneas mi idea, genial!! (Tema para discutir alguna vez: La crítica: ¿reflexión o simple doxa? ).

Me malinterpretaron, pero seguro se debe a mi falencia escrituraria, jaja!! Retrocedo, a ver... la película me pareció pésima porque me posicioné con una conciencia histórica fílmica. Sí me resultó agradable la temática que trata (será por la huella de la novela).
Ahora bien, si yo NO HUBIERA tenido esa conciencia histórica (que SI la tuve), seguramente consumiría la película por simple ocio con una visión general (que la respeto pero no la acepto), me volvería un espectador pasivo que simplemente "consumo" y no "construyo" y me hubiera parecido quizá una novedad.
El tema es que SI la vi con conciencia histórica, y como se trataba de un thriller psicológico que siempre apela a la misma fórmula pensé que la película tendría el mismo final, y eso sucedió, lo cual desencadenó en mí una profunda decepción en Scorsese, que de paso apenas me agrada.
Y es verdad, si le hubieran quitado lo de la locura estaríamos hablando de otra cosa.

Un saludo...

Dialoguista dijo...

Aaaaaaaa ahora entendí ;) jajaja
Entonces, ya somos varios a los que decepcionó. El tema no es que el tipo estuviera o no estuviera asi, el problema es que durante toda la peli quieren hacer que ese hecho resulte sorpresivo y una vuelta de tuerca, ahí esta el gran error.
Mira a Nolan, no te quiere confundir, y te confunde, jajaja, te dice toooodo, y aún así, te confunde, jajaja
Aunque tambien tiene sus criticas negativas que no comparto, pero ese es otro tema.
Justo en mi reseña de La isla siniestra, ponia como ejemplo tonto, que alguien hiciera una peli de un sueño adentro de un sueño, jajajajja. Nolan me dijo: "callate piba" y mirá cómo si se puede ;D
Saludos!!!

el bueno, el malo y el feo dijo...

Jajaja!!! Leí tu reseña!! O te robo la idea...!!!!jaja!!!